El mito del trasvase de votos hacia la derecha radical

Los partidos socialdemócratas se enfrentan actualmente a una crisis electoral. En toda Europa occidental, han experimentado durante los últimos 15 años un descenso medio de más de 10 puntos en su porcentaje de votos en las elecciones parlamentarias. En algunos países, como Francia y Países Bajos, su resultado se ha hundido incluso por debajo del 10%. 

Esta evolución ha suscitado importantes debates tanto en el mundo académico como en el político sobre las razones de estas pérdidas electorales. Una tesis destacada en estos debates es que los partidos socialdemócratas han perdido votantes de la clase trabajadora en favor de los partidos populistas de derecha o de derecha radical, debido a posiciones fiscalmente demasiado conservadoras o socio-culturalmente demasiado progresistas. Sin embargo, esta tesis no concuerda con los datos empíricos disponibles, que indican que los partidos socialdemócratas han perdido predominantemente frente a los partidos verdes, los liberales de izquierda y los de la derecha dominante. Creemos que es crucial enraizar la discusión sobre las causas de las pérdidas electorales en los análisis empíricos de los flujos de votantes, es decir, en los datos sobre cambio de voto. 

Por ello, en este informe político se ofrece una selección de resultados de un proyecto de libro colectivo en curso sobre la transformación electoral de los partidos socialdemócratas y de la izquierda en general. Se centra en la salida de votantes de los partidos socialdemócratas, sobre la que tenemos datos muy buenos y sólidos de la mayoría de los países de Europa occidental. El objetivo es, por tanto, eminentemente empírico: proporcionar respuestas sólidas a las preguntas siguientes: 

  1. ¿Hacia qué partidos están perdiendo votantes los partidos socialdemócratas? 
  1. ¿Están perdiendo sobre todo votantes de la clase trabajadora, o de la clase media y alta? 

[Recibe los análisis de más actualidad en tu correo electrónico o en tu teléfono a través de nuestro canal de Telegram]

El análisis está estructurado de esta manera: una primera sección muestra el cambio de voto de los partidos socialdemócratas a los partidos de la competencia en Europa occidental en general y en Alemania en particular. También utiliza datos de panel para verificar dónde acaban los electores que cambian de partido a lo largo de varias elecciones. La segunda estudia las pautas de las posibles pérdidas adicionales: ¿qué probabilidad tienen los actuales votantes socialdemócratas de abandonar la socialdemocracia y hacia dónde? ¿Qué probabilidad hay de que estos partidos sean capaces de construir un nuevo núcleo de votantes leales? Las conclusiones añaden reflexiones más especulativas sobre cómo los patrones empíricos percibidos se relacionan con las hipótesis existentes sobre las causas del declive electoral socialdemócrata. 

¿Hacia qué partidos están perdiendo votantes los partidos socialdemócratas? ¿Cuál es el perfil de clase de los votantes perdidos?

El Gráfico 1 se basa en el análisis de Abou-Chadi y Wagner (Losing the Middle Ground: The Electoral decline of Social Democratic parties since 2000, 2020). Muestra los patrones de cambio de voto en detrimento de los partidos socialdemócratas en las décadas de 2000 y 2010, basándose en los datos de los estudios electorales nacionales (los mejores datos disponibles) de Austria, Dinamarca, Alemania, Países Bajos, Noruega, Suecia y Suiza; es decir, los sistemas multi-partidistas de Europa occidental y del norte, que son los más comparables en términos de sistemas de partidos y contexto democrático. 

Lo que ambas cifras muestran claramente es que la mayor parte de las pérdidas de apoyo en las últimas dos décadas ha sido para los partidos de la derecha dominante (barras negras), y para los partidos rivales del espectro de la izquierda. Las de los partidos verdes y de la izquierda radical suman casi el 50% de todas las pérdidas de votos, seguidas por las de los partidos de la derecha dominante. El panorama es similar para Alemania, aunque las pérdidas de la CDU/CSU son relativamente más importantes que las de la derecha dominante en otros países. 

Sin embargo, una idea clave de los gráficos 1 y 2 es que las pérdidas de votantes en favor de los partidos populistas de derechas o de la derecha radical son mucho más marginales. No hay un flujo importante de votantes desde los partidos socialdemócratas hacia estas formaciones. 

Gráfico 1.- Cambio de voto de SD a otros partidos por década ( países de Europa occidental agrupados)

Fuente: ‘Losing the Middle Ground: The Electoral decline of Social Democratic parties since 2000’, (Abou-Chadi y Wagner, 2020). Nota: Los siguientes partidos están incluidos en el grupo de partidos populistas de derecha y/o de derecha radical: FPÖ, BZÖ en Austria, DPP en Dinamarca, Verdaderos Finlandeses, Cambio 2011 y Partido de la Libertad en Finlandia, AfD y NPD en Alemania, LPF, PVV y FvD en los Países Bajos, Partido del Progreso en Noruega, Demócratas de Suecia en Suecia, SD, EDU, FPS, Lega y SVP en Suiza.

Gráfico 2.- Cambio de voto del SD a otros partidos por década (Alemania)

Los partidos socialdemócratas tampoco pierden primordialmente votantes entre las clases sociales más bajas. Por el contrario, las pérdidas más importantes se producen en las clases medias y medias altas, es decir, en los niveles de educación intermedios y superiores, como muestra el Gráfico 3 para las democracias del noroeste de Europa. 

Gráfico 3.- Cambio de voto de SD a otros partidos por década y educación (siete países de Europa occidental agrupados)

Sin embargo, la estratificación social de las pérdidas de votantes es el aspecto en el que el patrón en Alemania se desvía en cierta medida del general de cambio de voto en Europa: estas pérdidas son, de hecho, más importantes entre los votantes con niveles de educación más bajos en Alemania. Pero incluso en este caso, no vemos un flujo relevante de apoyos que cambien de los partidos socialdemócratas a la extrema derecha: el grueso se dirige a la derecha dominante. 

Gráfico 4.- Cambio de voto de SD a otros partidos por educación (Alemania)

Las pruebas obtenidas hasta el momento son claramente contrarias a la idea de un flujo importante de votantes desde los partidos socialdemócratas hacia los de extrema derecha. Sin embargo, se puede sospechar que los electores (de la clase trabajadora) hacen la transición a la extrema derecha en varios pasos; por ejemplo, pasando primero a la derecha principal y luego a la radical, o mediante un periodo de abstención. 

Para investigar esta hipótesis, el Gráfico 5 muestra los datos de transición de los votantes del análisis de Bischof y Kurer (Lost in Transition – Where Are All the Social Democrats Today?, 2020), que han utilizado los mejores datos de panel disponibles a largo plazo (sólo para Alemania, Suiza y Reino Unido; en total, más de 500.000 individuos) para observar el cambio de voto a lo largo de toda la vida observada. Lo que se ve en este gráfico es el patrón de transición de los votantes entre la primera y la última elección de voto notificada. Una diferencia importante entre países es que a los alemanes se les pregunta a qué partido apoyan los encuestados, mientras que en Reino Unido y Suiza el planteamiento es sobre la elección de voto real. Por lo tanto, en el caso alemán, las transiciones a ninguno son mayores que las que encontramos en relación con las transiciones a la abstención en Suiza y Alemania.  

Sin embargo, el hallazgo clave del Gráfico 5 es, una vez más, que incluso a lo largo de toda la vida observada la proporción de votantes socialdemócratas que transitan hacia la extrema derecha es marginal. Los análisis adicionales de Bischof y Kurer (no mostrados por razones de espacio; disponibles bajo petición) muestran que esto también es válido cuando se observa únicamente a los votantes de la clase trabajadora: entre los electores de las clases sociales más bajas, las tasas de desmovilización política son altas, pero una parte extremadamente pequeña de ellos acaba apoyando a lo largo de su vida a los partidos de extrema derecha. En otras palabras: las pérdidas de votantes socialdemócratas hacia la derecha radical resultan ser un mito. 

Gráfico 5.- Transición desde el voto socialdemócrata, a lo largo de toda la vida (Alemania, Reino Unido, Suiza)

¿Dónde es más probable que se produzcan (más) pérdidas potenciales? 

Es poco probable que la dinámica actual se estabilice en un futuro próximo, ya que los sistemas de partidos europeos están en transición. Por lo tanto, terminamos este análisis político echando un vistazo a los votantes que realmente votan a los partidos socialdemócratas e intentamos calibrar la dirección de las (nuevas) pérdidas potenciales. Para ello, el trabajo de Häusermann (2020) utiliza datos de la encuesta sobre las elecciones europeas de 2019 para estudiar la propensión al voto; es decir, la probabilidad auto-declarada de apoyar a un partido rival. 

En consonancia con los resultados mostrados anteriormente, se puede ver que, en promedio y en los diferentes países europeos, es muy probable que una gran parte de los votantes socialdemócratas simpatice simultáneamente con los partidos verdes y de izquierda radical. Porcentajes más pequeños pueden verse votando a los partidos de la derecha dominante, y el grupo de electores tentados por la idea de votar a la extrema derecha es, de nuevo, el más pequeño por término medio. 

El hecho de que los partidos socialdemócratas corran el riesgo de perder más votantes hacia la izquierda (y no hacia la derecha) coincide también con una conclusión del análisis de Ares y Van Ditmars (Who con­tinues to vote for the left? Social class of origin, intergener­ational mobility and party choice in Western Europe, 2020), que utilizan datos de la Encuesta Social Europea para estudiar las pautas intergeneracionales de la transición de los votantes. Los autores muestran que los partidos socialdemócratas han sido capaces de atraer a muchos electores cuyos padres eran de clase trabajadora, aunque ellos mismos tengan ocupaciones de clase media (altamente) cualificada. Sin embargo, los datos del panel también indican que estos votantes de clase media recién ganados son difíciles de retener, ya que podrían hacer una transición adicional, especialmente hacia los partidos rivales de izquierda-libertarios y verdes.  

Conclusiones/implicaciones 

Los datos mostrados en este informe político no pueden demostrar ni refutar una explicación concreta de la pérdida de votantes socialdemócratas. Sin embargo, sí corroboran que la idea de los flujos masivos de estos electores a los partidos populistas de derecha o de derecha radical es un mito, incluso si tenemos en cuenta eventuales periodos largos de transición. Los partidos socialdemócratas sólo han perdido marginalmente frente a los partidos de extrema derecha, y los votantes actuales de esta última no son antiguos partidarios de la socialdemocracia. Los datos muestran sistemáticamente que los flujos de salida pasados y (futuros) se producen sobre todo hacia los partidos verdes y los liberales de izquierda, seguidos de los partidos de la derecha dominante. 

(Este artículo se publicó originalmente en inglés por la Ebert Stiftung y lo firman, también, Macarena Ares, Daniel Bischof, Thomas Kurer, Mathilde van Ditmars y Markus Wagner)

Contra la pandemia, información y análisis de calidad
Colabora con una aportación económica

Autoría

0 Comentarios

  1. Manuel Fernández Vílchez
    Manuel Fernández Vílchez 07-05-2021

    Lo que sí es un mito, que sean de «izquierda» los Partidos de la Internacional Socialista fundada en Alemania en 1951 por el SPD. Que no es lo mismo que el SPD de Rosa Luxemburgo, de la Segunda Internacional de 1889. Como tampoco es de «izquierda» el PSOE de los Renovadores de Felipe González y su revisión de los estatutos del PSOE «Histórico» en el Congreso Extraordinario de Octubre-1979. Además, el Estado de Bienestar de la burocracia funcionarial Socialdemócrata y la aristocracia sindical de las empresas estatales del Capitalismo de Estado ya desapareció en la Libre Circulación de Capitales por Zonas Monetarias y Areas Comerciales libres de aranceles (OMC, 1995): la internacionalización de la Producción y el Trabajo, la mundialización de las plataformas de Relaciones Sociales de Distribución e Intercambio. Ver notas en borradores sin editar “La formación social actual en la Globalización”; video “El lugar de la Filosofía en la formación social actual y en la Tecnociencia” (conferencia 40 minutos, debate 2 horas, contiene lapsus: medida de una turbina en pies, no metros; y otros lapsus menores por la fatiga del largo debate, que se puede reproducir en velocidad 1.5)

Deja un comentario

X

Uso de cookies

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.