Apoyo a la izquierda y al partido populista de derecha en Suiza

¿Se está erosionando el apoyo a los partidos de izquierda y sus posiciones políticas? En las últimas décadas, los tradicionales han sufrido un desgaste electoral en Europa. Algunos textos recientes destacan el descenso paralelo de la presencia de los partidos de izquierda tradicionales en los parlamentos de los países europeos (Pew Research, 2020). El fenómeno tiene incluso su propio término (Pasokificación)- con una página de Wikipedia bien documentada (‘Pasokificación’, 2021). Además, Rob Manwaring y Paul Kennedy argumentaron en su libro Manwaring y Kennedy (2017) que este declive del centro-izquierda lo ha sido en beneficio de los partidos populistas de derecha, y alertan del peligro que representan para las instituciones democráticas.

Aunque esta ‘pasokificación’ ha suscitado mucha atención en los últimos años, algunos han cuestionado la relación entre la caída de la izquierda y el ascenso de los partidos populistas de derecha. Este análisis presenta la evolución del apoyo popular a los primeros y su posición política en Suiza. Para ello, se ha hecho uso tanto de los resultados de las elecciones como de la institución de la democracia directa nacional (los referendos y las iniciativas populares, tan comunes en Suiza) para estimar si la izquierda ha perdido poder en beneficio del partido populista de derechas.

El sistema de partidos suizo es bastante estable y se compone de un gran partido populista de derechas, el Partido Popular Suizo (UDC), uno socialdemócrata tradicional (SP), otro liberal (FDP) y un partido democristiano (CVP). Éstos son los cuatro principales de Suiza, todos ellos están representados en el Gobierno y juntos componen entre el 68% y el 81% de ambas cámaras parlamentarias desde 1971. Para ver si la izquierda (SP) está perdiendo terreno político en beneficio del partido de la derecha populista (UDC), una primera observación empírica que se puede hacer es dibujar la evolución de la fuerza de estas cuatro formaciones en el Parlamento. En el Gráfico 1 se presenta la distribución parlamentaria de la fuerza de los cuatro partidos entre 1971 y 2019 (OFS, 2021).

Gráfico 1.- Evolución de la fuerza de los partidos en el Parlamento suizo (1971-2019)

[Recibe los análisis de más actualidad en tu correo electrónico o en tu teléfono a través de nuestro canal de Telegram]

Este Gráfico muestra claramente el aumento del Partido Popular Suizo desde la década de 1970. En comparación con su fuerza en 1971, vemos que la UDC tiene ahora casi tres veces la que tenía entonces. Además, ahora es el mayor partido del país, con una gran ventaja sobre sus competidores. Sin embargo, mientras que la Pasokificación sostiene que el declive de los partidos de izquierda y el ascenso de los partidos populistas se habría producido en la década de 2010, el gráfico muestra que, en Suiza, el ascenso de la UDC se produjo a mediados de la década de 1990 y alcanzó su mayor poder representativo en 2007. Además, aunque observamos un descenso del apoyo al partido de izquierda tradicional, éste no es proporcional al ascenso de la UDC y está en consonancia con la caída de otros partidos tradicionales: los democristianos (CVP) y el partido liberal (FDP). Basándonos en esta primera observación, parece claro que el ascenso de un partido populista de derechas también ha tenido lugar en Suiza, aunque parece ser una característica nueva de su sistema político. Además, aunque observamos un descenso de la izquierda, éste no es más pronunciado que el de otros partidos tradicionales. Basándonos en la fuerza parlamentaria de los partidos, es difícil certificar que el declive de la izquierda y el ascenso del populismo siguen la misma senda que en otros lugares de Europa.

Además de sus instituciones electorales, Suiza también recurre con frecuencia a los instrumentos de democracia directa nacional: las iniciativas y los referendos. Esto implica que la población se posiciona regularmente sobre propuestas políticas concretas. En este contexto, los partidos dan sus recomendaciones de voto y los ciudadanos deciden en las urnas en función de sus preferencias políticas. La particularidad del uso de la democracia directa en Suiza es su frecuencia (la población votó más de 500 propuestas entre 1950 y 2020) y la diversidad temática (desde los derechos de los refugiados hasta las subvenciones a los ganaderos que crían animales con cuernos). Ambos factores permiten analizar la evolución del apoyo de la población a la posición de los partidos, expresada mediante sus recomendaciones de voto y con datos de Swissvotes (ver Gráfico 2).

Gráfico 2.- Previsión de apoyo a la propuesta de votación por décadas y recomendación de voto para la UDC y el PS.

Este segundo Gráfico indica que, mientras que el efecto de las recomendaciones de voto de la UDC fue más influyente en la última década del siglo XX y en las primeras del siglo XXI, su influencia disminuyó en la última década, de 2010 a 2019. Se observa, asimismo, la tendencia opuesta para las recomendaciones del PS.

En efecto, mientras que la influencia relativa de las recomendaciones de voto era bastante baja a finales del siglo XX y principios del XXI, ésta creció en la última década, la que va de 2010 a 2019. En otras palabras, esto parece mostrar que durante esta última década, la población suiza ha apoyado más la posición política de la izquierda y menos la de la UDC que en las décadas anteriores. Esto iría en contra de la Pasokificación, según la cual el ascenso de los partidos populistas y el declive de los de izquierda tradicional se habría producido principalmente durante este periodo.

En conclusión, se puede constatar analizando los datos electorales que ha habido un claro aumento del apoyo al partido populista de derecha; pero también que no es un fenómeno nuevo, pues se remonta a mediados de los años 90. Además, mientras que los académicos y los periodistas sostienen que la izquierda está en declive (más específicamente, durante la última década), los análisis presentados en este texto demuestran que Suiza parece seguir un camino diferente. De hecho, no sólo el apoyo a la posición política de la izquierda parece haber aumentado en la última década, sino que también la posición de la UDC parece estar menos en línea con el apoyo popular que entre los años 1990 y 2010.

Por ahora, es difícil saber si se consolidará esta inversión. La UDC sigue siendo el mayor partido suizo, y la izquierda tradicional sigue perdiendo escaños en el Parlamento. Sin embargo, en las elecciones de 2019 también triunfaron los partidos ecologistas de izquierda y centro-derecha: el partido verde y el partido verde liberal. Este renovado apoyo a los partidos menos tradicionales puede explicar por qué no vemos el mismo patrón en la democracia directa que en las elecciones. Aunque este artículo se basa en datos del mundo real con analizados cuidadosamente, es necesario llevar a cabo más revisiones por pares sobre la cuestión para desentrañar las corrientes de voto entre partidos.

Metodología

Las estimaciones del Gráfico 2 se han calculado mediante el modelo de regresión de mínimos cuadrados ordinarios (MCO). La variable dependiente es el apoyo popular a una propuesta. Las variables independientes son la recomendación de los cuatro partidos principales. Se añade una variable de control para el tipo de institución de democracia directa: iniciativa, referéndum facultativo o referéndum obligatorio. Por último, los valores predichos están basados en la interacción entre la posición del partido y las décadas de la propuesta.

(Todo el código y los datos para la replicación de las figuras en R están disponibles en esta página del autor)

Contra la pandemia, información y análisis de calidad
Colabora con una aportación económica

Autoría

Deja un comentario

X

Uso de cookies

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.